Estilo Farmhouse Decoración de Interiores

Como su nombre nos indica, el estilo Farmhouse trata de una decoración inspirada en la vida de campo. Pero, ojo, no se parece al estilo de las casas de campo españolas, sino a las campiñas inglesas o a las granjas estadounidenses. Es más, si este estilo fuese un género musical, estoy segura de que sería el country♫.

A pesar de su toque rústico y un tanto desaliñado, los ambientes Farmhouse transmiten muchísima tranquilidad y lo que yo llamo “calorcito de hogar”. Eso los hace tan especiales como acogedores.

Échale un ojito a estas fotos y notarás lo que te digo…

 

5 tips para llevar el estilo Farmhouse a tu hogar:

Madera ¡y mucha!: es el material por excelencia en estilo. Generalmente, está presente en los techos, en el revestimiento de las paredes y en los muebles (que suelen pintarse de blanco o con un acabado envejecido). Otros materiales que puedes usar son ladrillo o metal, ya que hacen #DecoMatch con la madera.

Colores claros: en este estilo predominan los tonos luminosos. Por ejemplo, blanco, beige, gris claro o vainilla. Si quieres crear una combinación más romántica, te sugiero contrastar esos colores con tonos pasteles. Una combinación con turquesa, lila o amarillo podría funcionar.

Mobiliario rústico y duradero: me refiero a diseños muy tradicionales, como una mecedora en el salón, una alacena en la cocina o una mesa maciza en el comedor. Los muebles deben ser grandes y robustos para dar esa sensación de “para toda la vida”. Y mucho mejor si son piezas antiguas restauradas.

¡Ay! Casi me olvido de otro dato. Estos 3 modelos de sillas encajan bastante bien en los comedores Farmhouse: Windsor, Lilla Aland y Tolix. Toma nota.

Estampados de cuadros o rallas: estos diseños son perfectos para el interior de los espacios Farmhouse porque le dan un poco de diversión a la decoración sin romper con la estética soft. ¿Dónde usarlos? Cortinas, ropa de cama, manteles y cojines.

Decoración vinculada a la granja: esto será la guinda del pastel y dejará muy claro el concepto que has elegido para tu casa; así que no lo pases por alto. Una salida fácil es usar láminas con motivos rurales: herramientas, letreros, animales o paisajes 🌾.  

Otra opción es utilizar adornos como flores naturales y silvestres, regaderas, botellas de vidrio, tela de saco, teléfonos retro, herraduras, cestas de metal… ¡Mi madre, hay muchas opciones!

 Como ves, convertir tu casa en una granja chic es mucho más fácil de lo que parece. El Farmhouse se ha puesto tan de moda que podemos encontrar elementos compatibles con él en muchas tiendas. Solo hay que tener buen ojo. 👀

Si te gusta este estilo pero no te convence al 100%, te aconsejo buscar referencias del Shabby chic y el Vintage. Quizás con ellos te sientas más identificado.

(Fotos Vía Pinterest)