Cómo decorar un salón grande en 5 pasos

Hoy quiero hablarte de un tema que me sugirió una suscriptora: ¿cómo decorar salones grandes?

Ciertamente, es común encontrar recomendaciones para decorar ambientes pequeños; pero ¿qué me dices de los grandes? Esos también representan un reto decorativo. ¡Qué lo diré yo!

Entre las preocupaciones más comunes están: qué hacer con todo ese espacio, qué tipos de muebles usar para “llenarlo” y cómo lograr que el ambiente se vea íntimo y acogedor a pesar de sus dimensiones.                                               

Pensando en eso, cree una lista con #KybalionTips que espero te sirvan de guía y te permitan ver todas las bondades de tener un salón grandote.

¡Más abajo la encontrarás! 

5 claves para decorar un salón grande

1 – Define un estilo de decoración

Esto es vital tanto para estancias pequeñas como grandes. La diferencia es que en las grandes se notan más las malas decisiones. Para que todo sea más sencillo, te aconsejo optar por un solo estilo y elegir todos los elementos en función de él.

Por cierto, en mi blog hay un artículo sobre el estilo industrial. Ese luce precioso en salones abiertos, con techos altos y grandes ventanales.

2. A espacios grandes, muebles grandes

Prácticamente, esta es una regla de decoración. Así que debes escoger mobiliario lo suficientemente voluminoso como para llenar una buena parte de tu estancia.

Para que la composición del salón se vea armoniosa, combina muebles de distintas alturas, colores y materiales.  Aprovecho para compartirte el dato de que los muebles en tonos oscuros encajan mejor en los ambientes grandes que en los pequeños.

3. Distribuye los muebles estratégicamente

Uno de los errores más frecuentes es saturar el salón con un motón de objetos solo por miedo a que se vea vacío. ¡No caigas en eso! Elige solo los muebles necesarios para tu comodidad y ubícalos separados de las paredes para que parezca que ocupan más espacio.

Otra de mis técnicas es colocar los muebles de manera que propicien una experiencia agradable. ¿Cómo es eso?  Te explico: un sofá solo no inspira nada, pero si le colocamos cerca dos butacas y una mesa de centro se convierte en el escenario perfecto para conversar. Lo mismo pasa con un sillón confortable cerca de una lámpara y una mesita… ¡Lectura segura!

4. Separa el ambiente en varias zonas

Como dicen por ahí, divide y vencerás. Por ejemplo: puedes delimitar el salón en dos áreas: salón y comedor o salón y estudio. Para diferenciar los ambientes ayúdate con los colores de las paredes, con muebles altos o alfombras.

¡Ah! También puedes usar separadores como estos que publiqué en mi Instagram.    

5. Piensa en grande

Lo digo literalmente. Cuando se tiene un salón amplio los objetos decorativos deben ser proporcionales a su tamaño.  Recuerda esto al elegir lámparas, mesas, adornos y hasta el estilo de las plantas (las de hojas grandes y anchas van mejor con este tipo de espacios).

BONUS: Juega con los colores

Una de las ventajas de los salones grandes es que se pueden pintar de cualquier tonalidad. Como siempre, mi invitación es a decorar con intención. Pregúntate: “¿qué efecto quiero causar con este color?”.

Puedes usar tonos oscuros para hacer que la estancia se vea más pequeña o darle carácter; tonos claros para aportar más luminosidad o tonos cálidos para transmitir la sensación de intimidad.

¡Listo! Creo que con eso terminamos.

Ahora que sabes cómo decorar tu gran salón, será más fácil sacarles provecho a todos esos metros.

(Vía)